viernes, 26 de abril de 2013

The End.

Por @danischiaffino


Todo lo que empieza, en algún punto tiene que terminar.

Después de meses de mantener una curiosa “seudo” relación (caserismo puro), al fin terminó… no de la forma en que lo tenía planificado, pero bueno, en algún punto debía terminar.

El último tiempo ya estaba cansada, no era lo que yo quería para mí, pero como soñar es gratis, siempre pensé que lo iba a lograr cambiar. No su actitud ni sus apagadas de tele, pero sí en el hecho de querer tener una relación. Pero nunca pasó y me aburrí.

Estoy en un momento de mi vida que me siento bien conmigo misma, tengo mis cosas bastante más claras, deje de ser jugosa, deje de tener cañas morales infernales, deje de arrepentirme, al fin estoy como siempre quise. Me miro al espejo y me encanto!

Tengo una pega que me fascina, tengo amigos increíbles, una familia a toda raja, no puedo estar con un pelota que nunca me respeto, que nunca me quiso, ni me aprovecho.

Todos me lo decían pero yo no era capaz de dejarlo, fui bastante gansa el último tiempo.

Pero bueno, la cosa es que el viernes le mande un mensaje para ver que iba a hacer, a lo que me responde que estaba recién cachando, pero que estaba raja. Me pregunta que voy hacer, le digo un cumple y listo muchas gracias, no supe más de él.

Siguiente día nada, por primera vez no lo busqué, me arreglé y salí con mis amigas. Fuimos a bailar a una fiesta X , cuando entré creí que me moría, éramos las más altas (no tengo altura de modelo, solo uso unos buenos tacos). Nos sacaban a bailar unas cosas curiosas, miraba y miraba y no había nada potable. Por lo que optamos por disfrutar las 2 y cagarnos de la risa de la situación. 

De repente estábamos en esa, cuando se acerca un tipo guapísimo, alto, un cuero increíble (por lo que alcancé a ver) con estilo para vestirse y me saca a bailar… lo miré, miré a mi amiga y le dije que obvio. 

Bailamos toda la noche, andábamos de la mano pa' arriba y pa' bajo. Conoció a mis amigos jugosos y amigas también. Tomó poco y nada y bueno entre baile y baile nos dimos sus besos locos muy sutiles.

Para mi suerte, estaba los amigos del personaje que nunca me tomó en serio, por lo que la noticia tuvo que haber volado por whatsapp.

Desde ahí no he sabido más de él, tampoco lo culpo, es una reacción obvia. Pero bueno, le sirvió para darse cuenta que no iba a estar disponible para él cuando quisiera. Ya fui lo suficientemente tonta para haber aguantado tanto.

Con el guapo de aquella noche aún hablamos y durante la semana han reaparecido otros, por lo que simplemente estoy dejándome querer, recuperando mi autoestima. Ahora he vuelto a ser yo!

Última vez que aguanto que me traten así, porque merezco mucho más.

Por ahora disfrutando de todo. Aprendía la lección, no sirvo para tener caseros porque tarde o temprano termino cayendo!

4 comentarios:

  1. De hace poco que leo tu blog, y mira!. Buena onda tu actitud, asi tenis que ser (asi como si fuera un amigo intimo) bien decidida. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii me costó aprender pero ya está!

      Eliminar
  2. Jajajaja... muy bien! Los caseros son para una época no más, son una experiencia más a vivir, cuanto antes se saca la lección más rápido se pasa a otra etapa, maravillosa en la que estas ahora, y así la vida tiene miles. Bendiciones! sos grande...te mereces lo mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Coté!!!!
      Si primera vez que caía tan fuerte jaja, pero ya feliz!

      Eliminar

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...