miércoles, 3 de abril de 2013

Recaída + caña moral = resumen de mi Long WeekEnd

Por @danischiaffino



Todo iba bien, estaba bien enfocada, hasta que el jueves tuve la fantástica idea de escribirle… un simple hola, el cual terminó en juntarnos y salir.



Fuimos a la casa de una amiga de él, todo bien, se tomó sus copas pero nada del otro mundo. Pasamos la noche juntos. Viernes despertamos luego de dormir abrazados toda la noche y fuimos a un asado de un amigo de él que yo había conocido en una salida anterior.

Andaba cariñoso, me abrazaba, me daba besos, me tomaba la mano en público, cosa que no hacíamos… y una vez más salió la mina sensible que llevo dentro y estaba con cara de cumpleaños, full apañadora, simpática, coquetona, y bajé la guardia.

Ese día después del asado nos fuimos al supermercado, compramos picoteo y nos fuimos los 2 a la casa, conversamos, nos reímos, compartimos como nunca… más tarde seguimos el tour al departamento de un amigo de él. Todos muy buena onda, cagados de la risa, tirando la talla, yo full relajada, uno de sus amigos incluso me joteó, por lo que mi compadre le paró los carros.

Después lo conversamos y me dijo que na' que ver que un amigo se joteara a la mina con la que estaba saliendo, palabra que hizo click en mi cabeza y no entendí nada, para mí esto no es salir en lo absoluto…

Siguió la noche y salimos a bailar, caminábamos abrazados, entramos a una fiesta y ahí empezó a tomar, más de lo que ya había tomado, les recuerdo que empezamos a las 2 de la tarde en un asado.
Bailamos, a ratos nos separábamos, pero todo el tiempo cruzábamos miradas, los 2 viendo donde estábamos. Terminó la fiesta y nos fuimos a su casa. Obvio que en el camino apagó tele, lo desperté cuando llegamos.

Subimos, nos acostamos, me abrazó y a dormir.

Nos despertamos denuevo abrazados, regaloneamos un rato y ducha para salir a almorzar. En la tarde-noche, lo fui a dejar para ir a un compromiso familiar.

Cada vez que nos juntamos lo hacemos con intensidad, si no fuera por mi compromiso hubiésemos seguido juntos.

Pero cuando nos separamos quedo con una sensación de inseguridad y mil pensamientos, preguntas y dudas vienen a mi cabeza…


Qué ganas de que él me dijera lo que siente!  si cuando me mira pudiera hablarme, mi cabeza estaría más clara.


Pero no… al contrario. Quedo volando, no sé si lo volveré a ver, no sé si me llamará, si le gusto, si tiene  miedo, no sé nada.

Acá estoy una vez más donde mismo comencé.

Y me carga sentirme así, que ganas de que los sentimientos fueran mutuos, pero somos tan parecidos, y siento que ambos tenemos miedo de hablar, por temor a asustar al otro. Por lo mismo, creo que los momentos en que estamos juntos no queremos separarnos, nos aprovechamos a concho, nos observamos, nos besamos y abrazamos. Vivimos el momento con una intensidad apasionada.

Y cuando llega el momento de la despedida, los dos quedamos con la misma incertidumbre…

A ratos pienso en él, en cómo sería y me asusto, porque una cosa es salir y tener ésta relación sin nombre, en la cual no tengo ninguna responsabilidad sobre él, pero si en un futuro llegásemos a concretar algo, me muero de miedo por el tema del copete, cada vez que salgamos separados, estaré con el temor de que se cure y termine encamado con otra… entonces nunca estaría tranquila, y no puedo estar con una persona que me haga sentir así.

Que heavy, he conversado con hombres sobre lo que me pasa y todos me dicen que me aleje, que no lo busque más, que no conteste y que me olvide. Que merezco a alguien mejor, un hombre que me sume y no me reste.

Creo que es hora de escuchar y dejar de actuar como lo estoy haciendo. Dejándome llevar por mi guata sabiendo que no va a tener un buen término.

Uff!!! Complicado pero todo es posible!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...