viernes, 27 de julio de 2012

Cuestión de ser mina #1

Por @danischiaffino

Sobran Cristinas

Faltan Nicoles

Desde que comenzó la teleserie nocturna Soltera Otra Vez, los hombres comenzaron la fantástica campaña “Sobran Cristinas, faltan Nicoles” aludiendo al slogan de la teleserie "Sobran pasteles, faltan bombones".

El prototipo Nicole: la mina regia, simple, que vive la vida sin complicaciones, siempre dispuesta, que además cocina! pero a ver, son bien patudos, nosotras no estamos haciendo campañas “Sobran pelados, faltan huachones”.

Seamos sinceros, al llegar a los 30 las mujeres estamos cada vez más encaminadas a una belleza segura y confiada. Estamos conscientes de nuestro físico (y lo que el tiempo hace con él), hacemos deporte, vamos de compras para tener un closet lleno de cosas que SÍ nos encanten (no nos impongan) y así vernos bien porque nos gusta. Somos mujeres trabajadoras, con amplia vida social, independientes. En las mañana nos maquillamos, nos echamos un rico perfume, nos hacemos tratamientos en el pelo para que brille a lo comercial Pantene, nos hacemos las manos en cuanto centro de manicure nos crucemos y caminamos con la sensación de ser felices, porque a ver, que es la felicidad de todas formas! y porque además nos da el cuero de darnos gustos.

Por el otro lado los hombres con la entrada a los 30 van camino a la calvicie, su frente es cada vez más amplia, su cuerpo sufre transformaciones no agradables para nuestra vista, aparece su ponchera, ese poto parado que fue tema en más de alguna junta con amigas ya sufre problemas de gravedad (principalmente porque nunca en su vida tuvieron que preocuparse por nada de esto)… pero nosotras, piola, la mayoría de las veces los bancamos así (bueno, alguna tallita loca puede que tiremos).

Este es un pequeño manifiesto para bajar a tierra las expectativas y poner las cosas en lugar... no hay un príncipe azul que nos espera al final del arcoiris, ni tampoco Nicoles que vayan a esperar en peto y patas todos los días con la comida lista. A los 30 tenemos poco tiempo, mucho smartphone, pero sí mucha más confianza en lo que somos y queremos ir siendo.

Un NO por la idealización, un SÍ por sentirnos cada vez mejor.

He dicho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...