lunes, 15 de julio de 2013

Saul Bass.


Saul Bass es uno de mis diseñadores gráficos favoritos de todos los tiempos. No sólo porque fusiona una gráfica de limpieza excepcional con el cine, si no también porque su trabajo ha sido toda una inspiración en como comunicar directamente sin nunca perder la belleza de lo simple, una tarea nada fácil que revolucionó los afiches de cine ya en los 50's y continuó con algunas de las imágenes corporativas más importantes de Estados Unidos.

Influenciado por el Bauhaus y el Constructivismo Ruso Bass (N.Y.) logró captar la atención de los principales directores de cine convirtiéndose en uno de los más renombrados y buscados diseñadores gráficos de la industria cinematográfica, diseñando algunos de los afiches para películas más icónicos en la historia del séptimo arte.

Su sello es la simpleza. La ilustración. Las formas... sólo mirar su portafolio nos lleva a conocer la historia a través de la imagen, algo que me parece admirable. De su genialidad nacieron los posters de películas como Vértigo (1959, Hitchcock), Espartaco (1959, Stanley Kubrick), Psicosis (1959, Hitchcock), Walk on the Wild Side (Edward Dmytryk, 1962), El Factor Humano (Otto Preminger, 1980), Goodfellas (Martin Scorsese, 1990), Cabo de Miedo (Martin Scorsese, 1991), La Edad de la Inocencia (Martin Scorsese, 1993), Casino (Martin Scorsese, 1993), entre muchíííísimas otras, además de los logos para At&T, Warner, United Airlines, Bell y más (WoW).

Bass murió en 1996 dejando uno de los legados gráficos más importantes del S.XX. Un real crack visual que vale la pena explorar









.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...