miércoles, 31 de julio de 2013

De vuelta

Por @danischiaffino

No por andar de parranda, sino porque vi la luz… así, es la vi!

De un día para otro empecé con un dolor de oído, luego fiebre y dolor de garganta. Derepente no pude abrir más la boca y termine internada, operándome de urgencia. Tuve 2 semanas de retiro, pero ya estoy de vuelta!!!!
.
En esos días pude desconectarme, dormir y al fin bajar un rato del stress rutinario. Hace mucho que no paraba, hace mucho que no dormía con la mente en blanco. Después de todo fue una terapia.

Fue exquisito despertarme y quedar desocupada, tomar desayuno en cama, hace tanto que no tomaba desayuno… en las mañanas corro.

No me maquillé ningún día, por primera vez dejé los tacos, anduve en buzo, pelo tomado, totalmente natural.

Vi todos los programas de farándula, documentales, películas románticas, series, realities americanos, me devoré la televisión.

Llegaba el fin de semana y por primera vez no andaba preocupada del carrete, al contrario, andaba con un relajo exquisito. Dormí horas de horas, no anduve pendiente del reloj, no supe del frío, las temperaturas bajo cero ni las sentí.

Después de muuuucho tiempo logré desconectarme…. fue un retiro espiritual.

Pensé bastante, en mí, en lo que quiero, en mis metas, en mi corazón. En donde estoy y donde me gustaría estar.

Me sirvió para sanar mi alma, pensar una y otra vez en todo lo que aguante con aquel joven que se robó mi corazón, que a pesar de todo lo quiero y me preocupo. He sido fuerte en no caer… pero reconozco que lo extraño, aún hablamos, pero no nos vemos. No soy capaz de verlo porque sé donde terminaríamos.

Lo que me pasó, siento que fue una acumulación de cosas, sentimientos, preocupaciones que explotaron.

Ahora solo quiero tener mi mente en paz… para eso necesito hablar con personas, y ahí podré estar tranquila.

Creo que me está viniendo un poco de pánico escénico con el hecho de que voy a cumplir 30! Que heavy, los veía tan lejanos y ahora estoy a solo unos meses de distancia. Me parece que ese miedo a envejecer también influyo. Cuando más chica y me imaginaba a los 30, claramente no me visualicé en donde y como estoy… por ahí eso me tiene atacada, no he logrado todo lo que quería, aún no me siento realizada laboralmente y para qué hablar de la parte emocional! Recién estoy cachando que no tengo 20, que ya no importa el hombre guapo taquilla, sino que el maduro con su vida ordenada.

No sé en qué momento dejé de crecer, siento que me estanqué en los 26, por lo que ahora abrí los ojos, logré verme desde afuera (ouch).


Uff! soy una MUJER… no una niña, tengo que repetírmelo para creerlo y dejar de actuar como una cabra chica mimada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...