Loading...

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Seres de Luz


Por @danischiaffino

Esta columna se ha vuelto como mi diario de vida, les he contado mis penas de amor, desilusiones laborales y me he mostrado tal cual soy.

Hace casi 15 años falleció mi papá, un hombre increíble, sé que cuando alguien muere todos hablan maravillas de la persona, pero en este caso él era a toda raja. Un papá mitad niño mitad adulto. Siempre presente, dispuesto a jugar sin importar lo cansado que estuviese. Yo lo amé en vida, siempre se lo dije, lo regalonié sin saber que me lo iban a quitar tan pronto. En esos años supe lo que él quería de mí, hablábamos de todo. Era el papá que estaba conmigo todos los lunes en el colegio porque los profesores lo mandaban a llamar por mi mala conducta y me defendía a morir.

El verano del '98 pasó lo peor, tuvo un accidente y falleció a las pocas horas… sentí que me moría con él, no pude despedirme como me hubiese gustado. Experimenté dolores que jamás imaginé que existían, sentí que la mitad de mi ser se fue con él.

Por años llore todas las noches, solo pedía que el dolor pasara pronto, esta agonía me estaba matando de a poco… lo extrañaba tanto, necesitaba sus abrazos, necesitaba su risa, sus chistes, sus bailes, lo necesitaba entero.

Con los años el dolor se fue haciendo parte de mí, aprendí a ver las cosas con otros ojos, me di cuenta que el poco tiempo que lo tuve lo aproveché a concho, murió y yo le había dicho todo, no me quedé con nada dentro. Tuve a un ser de luz en mi vida y que ahora es mi mejor angelito. Lo siento conmigo, en todo momento, cuando he tocado fondo (y sí que lo toque) y cuando estoy en momentos de alegría.

Como familia todos los años celebramos su cumpleaños en familia, a él le encantaba estar de cumpleaños, por lo que seguimos la tradición. Todos los 20 de Diciembre comemos en familia y lo recordamos, nos reímos de situaciones que nos ocurrieron,  ya no hay recuerdos con pena porque es imposible recordarlo con pena, si todo el día se estaba riendo.

Este año una vez más comimos juntos y vimos fotos, leímos cartas, nos reímos hasta llorar (de la risa). 

Lo que pudiera ser una fecha difícil, nosotros como familia la hemos podido transformar en un momento de unión y risas.

Después de mucho tiempo he vuelto a ser feliz, jamás pensé que lo iba a ser, pero ahora puedo decir que soy una persona feliz, sigo amándolo y lo seguiré amando cada día de mi vida. Mi papá es la primera persona que tengo en mi mente al despertar y la última antes de dormir. Sé que me estará esperando y el día que llegue mi hora yo estaré feliz de correr a abrazarlo tan fuerte que lo dejaré unos segundos sin respiración. Nos sentaremos a reír y sé que me va a retar también porque no he sido una santa.

Si alguna a perdido a un ser amado y tan cercano como papá, mamá, hermanos, amigos… les digo con certeza que volverán a ser felices, volverán a reír y a disfrutar la vida.

Solo tenemos que aprender a integrar el dolor a nuestro cuerpo, a vivir con una cruz que con el tiempo será parte de nosotros y no nos dolerá, solo estaremos agradecidos de lo afortunadas que fuimos al compartir con una persona tan increíble.

A todas un abrazo enorme, que hayan tenido una linda navidad y disfruteeen chicas, digan ahora lo que tienen que decir, no se guarden nada, abracen fuerte, digan te amo, no tengan miedo y siempre sientan a concho su día! La vida es una, cometamos errores, caigámonos mil veces y volvamos a pararnos, enamorémonos mil veces y suframos por amor, arrepintámonos de las cosas que hicimos y no de las que no y lo más importante… seamos felices! 

Un beso y un abrazo a cada una de ustedes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...