viernes, 31 de mayo de 2013

No queremos consejos, oídos!

Por @danischiaffino


Siempre cuando contamos “algo” y ese “algo” sabemos en nuestro interior, que no es lo correcto, no queremos que nuestras amigas nos aconsejen o nos critiquen, simplemente queremos que nos escuchen.

NO estamos buscando un juez, por lo mismo se lo contamos a una gran amiga, que tengan la capacidad de sentarse frente a una, tomarse unas copas, fumarse sus puchos y listo.

Si lloro que me abrace, si me río que se ría conmigo, si quiero estar en silencio, que esté a mi lado en caso de que me baje la tristeza…

En nuestro interior sabemos lo que está bien, pero hacer caso a ese interior muchas veces está complicado, es un paso que tal vez no queremos dar  por miedo a perder lo que tenemos seguro, perder algo que para los demás es nada, pero que para uno es todo.

Ese nada para otra persona, quizás consume el 90% de nuestros sueños y pensamientos…

No hay nada más sabio que nuestro reloj interno, lo mencioné en otra columna, para saber cuando realmente es tiempo de parar, cambiar, seguir nuestro camino y no mirar más para atrás.

Y como todas las mujeres guardamos y guardamos nuestros sentimientos bajo 7 llaves, al fin cuando somos capaces de soltar un poquito, necesitamos apoyo, necesitamos que nos ayuden a ver el lado positivo de todo.

Ya nos basta con Don Juez interno, que muchas veces nos dice que somos unas idiotas, que no sigamos, pero como somos porfiadas y todo lo que NO se debe hacer lo hacemos, seguimos porque una pequeña parte de nosotras cree que todo puede cambiar para bien.

Lo bueno de nosotras y de nuestro sentimentalismo, es que somos capaces de sacar enseñanzas de todo, tenemos una facultad increíble para poder ver finalmente algo positivo hasta en lo más malo y terrible. 



Somos el sexo fuerte, aunque nos denominen las débiles. Nuestro umbral del dolor es enorme, la capacidad de aguante es increíble. 



Entre mujeres no debemos juzgarnos, debemos contenernos, eso es lo que queremos!

Todas al final del día nos necesitamos, las amigas incondicionales, esas que dejan todo si te escuchan con la voz rara. Por más que les digamos “No importa estoy bien” ellas saben lo que realmente sentimos, saben que por dentro estamos gritando ¡AYUDA!.

Así es que amigas todas, aprendamos a escucharnos y solidarizar con la otra. Un día le va a tocar a una la necesidad de un par de oídos, ojos tiernos y ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...