viernes, 24 de mayo de 2013

No Más

Por @danischiaffino


Para lograr cortar lazos con la persona que logró moverte el piso, con el cual en algún momento creíste que podían llegar a algo más, es necesario que sea de raíz.

Sé que es difícil, que muchas veces caemos porque tenemos Fe en que todo va a fluir, pero por experiencia propia, les digo, NO FLUYE, ESO ES LO QUE ES Y LO QUE SERÁ.

Me costó meses poder decir ¡NO MÁS!

Tuve que pasar por situaciones que no se las doy a nadie, no me bastó con verlo con otra mina, tuve que pasar 2 veces por esa situación para lograr darme cuenta que él no era la persona que merezco.

Tuve que aprender a golpes, lo cual debo reconocer que me sirvió. Ahora que al fin logré cortar esta enfermiza relación, y de raíz... llegue al punto en que dejé de quererlo, de quererlo en mi vida y en mi mente.

No sufrí,  la desilusión era tan grande que hasta me lo tomé con humor. No era una sorpresa, siempre sentí el miedo de que me iba a volver a pasar, por lo que una parte de mi ya lo tenía asimilado.

Es increíble, pero nunca me dio confianza, simplemente estaba ahí por un tema sexual, atracción de cuerpos, pero mientras dormía, lo observaba y no sabía qué era lo que tanto me atraía a él. No es un hombre guapo, no es tan seguro, no lo admiraba… hasta hoy no comprendo que me aferró…

Pero tampoco podía esperar más, 50% de que no resultara también fue culpa mía. A media que iba viendo como era, me fui aferrando a las reglas del Caserismo (debo reconocer que las cumplí a la perfección) y me acomodé a lo que él quería. Pasé por encima de mi sentimientos para lograr mantenerlo feliz. Traté por todos los medios de no caer, de no involucrar sentimientos, pero como siempre he dicho, somos minas, tarde o temprano terminamos entregándonos por completo. Somos de piel, de regaloneo, de entrega… somos Mujeres, somos INTENSAS.

Pero a pesar de todo lo que tuve que pasar, siento que estoy en el momento justo de poder cerrar este ciclo, ya que yo quería cerrarlo (¡y no podía!). Antes siempre decía “Ya no más”, pero por dentro sabía todo el rato que iba a caer, lo tenía más que claro. Por más que muchos me dijeran que no me convenía, que no era para mí y más, yo necesitaba que mi reloj interno me dijera “Ahora si es hora”

¿Cómo sé que ahora no será diferente a las anteriores y que no volveré a caer?

Simplemente por cómo me siento, no me afecto, no me dolió… No he revisado su whatsapp, no me ha dado nostalgia, ni pena, ni siquiera rabia.

¡Así que dedo para arriba para MI!

Costó pero lo ¡logré!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...