miércoles, 26 de enero de 2011

El norte...

Seco, parejo, café, soleado y playero norte... le amo. Es siempre mi destino preferido cuando se trata de un viaje rutero y nunca me ha decepcionado. Estas vacaciones (que en realidad me tomé la semana pasada y dejé a mi yo computarizado posteando por mí) partí una vez más por las laaaargas y desérticas carreteras nortinas.

Carpa, sacos y todo un listado de lujitos de camping, que se los daré en un rato, apañaron sin parar una travesía que, aunque ya había hecho antes, nunca con gorda y cocó incluida (mi perra de 9 meses)... y descansé, mucho, demasiado!... reales vacaciones(aunque dudé por un minuto antes de salir si esto resultaría para el relax... por suerte si!).

La primera parada: Punta de choros.
Primer stop. Primer respirito de costa. Una playa de mucho viento, pero temperatura muy piola. Nos quedamos en el Camping Humbolt, 100% recomendable. Mesitas de colores, carpita frente al mar y la salida de los botecitos a Isla Dama al lado... que más se podía pedir. La playa rica está a 3 minutos caminando y al llegar más encima encontramos un "chiringuito" playero armado y esperándonos, nadita, nadita mal...

Segunda parada: Playa virgen, el PARAÍSO!
Obvio que ya han escuchado mucho de esta playita que al llegar se nos presenta como un lunar caribeño en la mitad de la nada. Arena blanca, mar turquesa, cero viento (que en la mayoría de las playas chilenas es difícil) y un entorno de desconexión que se ayuda con la no señal (leru leru Movistar, Claro y Entel!... que hermoso poder de la desconexión! aquí ya el relajo realmente llega a la cabeza y las 10 horas con Santiago se nos presentan como lo más lindo de la vida. Hay camping por $36.000 el sitio (el camping está a un costado de la playa, bajar y ya!) y cabañitas ecológicas por $50.000 para 2... si, puede sonar medio caro, pero les juro que vale la pena totalmente... se puede ir también por el día, 6 luquitas el auto. (www.playalavirgen.cl)

Tercera parada: Valle del Elqui
Ya bajando devuelta al centro, pero sin perder el hilo de la desconexión y la no llegada de señal partimos al Valle, más precisamente al Cochihuaz, un lugar que se siente mágico desde que se llega, y tiene de los mejores playitas y lugares de río.
Parrillitas junto al agua, cascadas que al final son como jacuzzis naturales y muuuuucho relajo... la muralla del cerro se nos cierra enfrente mientras vemos inspiradoras colas de zorro, la cagó las plantas lindas... aquí nos quedamos en el camping Tambo Huara, un metro más allá de Río Mágico. Un camping muy zen, muy tranqui, muy sano (éramos lejos los menos zen del lugar, con parrilla y birras continuas, pero bien portados y completamente sumergidos en el entorno jeje).

Por ahí ya se fue acabando la desconexión y ya la próxima parada fue un lugar de celuares, internets y semáforos... pero la abducción vacacionera me la pegue igual y se podría decir que estoy aún en el Reset... salir, viajar, las mejores recetas de belleza o no?

De la nada en el Camping de Punta de Choros aparecieron un par de fotógrafas del Mercurio haciendo un reportaje sobre el lugar... aquí una fotito de mí, mi gorda y cocó, jeje


Bolso playero Mary Poppins


Playa Virgen








Valle


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...