jueves, 23 de diciembre de 2010

J’ADR ADR

Por Kika Sánchez

En columnas anteriores me he referido a diseñadores, estilistas, tendencias y un poco de historia. Hoy quiero hablar del estilo.

Me atrevería a decir que es una de las cualidades más preciadas y difíciles de lograr, ya que requiere permanencia en el tiempo (perseverancia) y pregnancia (llamar la atención) y lo mejor de todo, la exclusividad. El ser único, especial e inigualable, sin esfuerzo, un referente.

Podría mencionar varios ejemplos de personas y personalidades que han sabido encarnar esta gran cualidad, sin embargo dedicaré mis líneas a una de mis favoritas: Anna Dello Russo, más conocida como ADR.
Es la glamorosa, imponente, delgadísima, llamativa, italiana y audaz directora de Vogue Japón. Favorita por excelencia de los reporteros gráficos, quienes se han habituado en cierta forma a las sorpresas que su closet nos pueda brindar. Es una de las elegidas como mejor vestidas de este 2010, destronando a Ann Wintour como la favorita por lejos del front row y todos los fashion weeks alrededor del globo. Sin importar el hemisferio o estación, ella simplemente impacta.

Licenciada en historia del arte y experta reconocida en el campo artístico, parece que lo suyo es algo más que un sexto sentido.

Y es que cada puesta en escena de ADR nos invita a viajar, a jugar y atreverse con el look. A probar cosas nuevas y a no tenerle miedo a nada. Si bien ella es una aventajada, con un departamento destinado especialmente para guardar su ropa, dentro de lo cual podemos contar más de 4000 zapatos y 2000 blazers, desde el punto de vista creativo creo que tiene muchísimos méritos y muy poco esfuerzo.

Capaz de jugar con lo clásico y lo vanguardista; lo simple y lo extremo sin dejar jamás de ser elegante...y tanto más importante aún, ella misma.

No cualquiera luce con garbo un par de sandías en la cabeza.
Dentro de sus sello podemos distinguir las alas y grandes hombros además de joyas en dimensiones poco convencionales... extravagancia y excentricidad son su filosofía de vida. Ella siempre viste de noche, los coktail dresses son sus favoritos. Y es que según declara, a sus 47 años ya no va a dicotheques ni clubes, y su única opción de lucirlos es durante el día.

Su pasión por la moda comenzó desde temprana edad, y nos disminuyó jamás, por el contrario según Helmut Newton ella es toda una "fashion maniac", y es verdad, para ella la moda ha sobrepasado la adicción y se ha convertido en una obsesión "Estoy obsesionada con la imagen"... y no hay duda de ello.
Creo que todas deberíamos jugar a ser Anna aunque sea por un rato. Empezar a vestirnos en vez de sólo ponernos ropa.

A tomar el desafío de reinterpretar la moda y convertirla en estilo, convirtiendo así algo efímero en algo permanente.
A diferenciarnos un poco de una masa monótona que insiste en llevarnos a todos por el mismo camino. Tal como dice Pilar Sordo en su libro, “Que viva la diferencia!!!”.

Entrevista a Anna dello Russo en el último capítulo del año de los In Fashion Films

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...