martes, 1 de junio de 2010

Los hombros de la moda

Ya hemos hablado como desde la segunda mitad de lo que llevamos del S.XXI hemos observado como lentamente la década de los 80's se ha ido instaurando en nuestros clósets, vitrinas, revistas... en fin, en una buena parte de la moda y muchas veces de nuestra vida.
Del simplismo de los 90's, en el que el minimalismo era el protagonista indiscutible, los adornos, siluetas, colores y texturas de la década de los inicios del rap se ha ido coronando como rey en el entorno mundial.
Uno de los signos más notorios ha sido el visible aumento de los hombros en las prendas que ahora constituyen nuestros objetos de deseo. Estos volúmenes que comenzaron tímidamente como unas tiernas "manguitas globo" en chaquetitas, chalecos y poleras están en este minuto en el trono de oro gracias a Christophe Decarnin, director de la casa de modas Balmain desde el año 2005.

Los hombros siempre han constituido una zona importante en los diseños ya sea de la moda "ready to wear" como en la alta costura, y es que éstos constituyen el marco fundamental de nuestra estructura ósea desde donde comienzan a descender las prendas, y, en los cuáles destacar y dar importancia proyecta conceptos más allá de la ropa en sí: podemos jugar con la asimetría, con las líneas rectas y visualmente ganar importancia y status al pronunciar a nuestros amigos hombros... a este "accesorio" que juré nunca más usar en el 2000, ahora le guiño fuertemente el ojo cada vez que veo un vestidito Topshop con manguitas galácticas, esponjosas y proyectadas en sus hombros.

En lo que al siglo pasado se refiere, la importancia en los hombros y su derivado énfasis en la ropa tiene su época principal en los años 40's, y es que en esta época de guerra en la que la moda realmente carecía de importancia y lo que se veía eran militares, tanques y metal, las mujeres comienzan a tener un protagonismo importante, además de las cada vez más glamorosas divas del cine, comenzando a infiltrarse de a poquito en la sociedad ya que los hombres estaban en otra y declarando a través de su ropa estos pequeños pasitos que estaban dando en la historia femenina. La guerra, y su importancia social dieron paso a una traducción estilística que se proyecto en la elevación y pronunciamiento de los hombros...
En los 80's una vez más la mujer vivía una época exitosa y liberadora, en la que estaba pudiendo aspirar a puestos de trabajo que antes le correspondían solamente a los hombres y con lo mismo un nuevo estilo en la moda comienza a imponerse... grandes hombros coronan este éxito, y ya nos podemos batir "hombro a hombro" con el sexo que tantas veces nos había puesto trabas para surgir a la par(sin querer sonar feminista... o bueno sí quizas un poco jaja).
De esta década de excesos, colores fuertes y look femenino- con tintes masculinos se dio paso una vez más a un look opuesto, el de los 90's con su sobriedad y pulcritud a lo Calvin Klein.

Este nuevo siglo trae consigo una vez más a la palestra a esta importante zona de nuestro cuerpo, elevándolo, proyectándolo y sacándolo a relucir con hombreras y adornos metálicos que fusionan estos dos puntos históricos en uno.
Como mencionaba arriba, Christophe Decarnin, es quien esta vez saca a relucir grandiosos y majestuosos a los hombros, poniendo ahí todo el énfasis e importancia en sus últimas colecciones y presentándonos al Glam Rock en gloria y majestad. Este hombrecito, dio nuevos bríos a la alicaída casa de modas Balmain, quien antes de él estaba yéndose derechito al fracaso... comenzó a lanzar entretenidas y "marketeadas" colecciones que inmediatamente tocaron la fibra fashionista de quienes marcan la pauta en las tendencias mundiales, duplicado las ventas de inmediato.
Para su última colección otoño- invierno, que realmente me fascina, debo admitirlo, fusionó la idea militar y guerrera con el tipo de proyección y elevación propia de los ochentas, es decir, para mí fusionó las dos décadas en las que los hombros han tenido la mayor importancia en el vestuario. Oro, cadenas, dorado, mini vestidos... todo esto y más han compuesto sus onderos diseños que han enloquecido a las pudientas compradoras de las semanas de la moda y derivado en los hermosos, y accequibles, diseños que Topshop, Ona Sáez, Paula Cahen D'Anvers y otros más nos ha presentado a las menos adineradas compradoras de la moda...

Me encantan ahora las hombreras, obviamente menos abultadas y más estilizadas que las de los 80's y que ya con este jueguito interesante y estéticamente hermoso en el campo del diseño me ha hecho tragarme una a una las palabras de "Nunca más usaría hombreras!". Ahora vitrineo constantemente que vestidito, polerita, chaquetita tiene mejor elaborada su relación con este nuevo accesorio...tachas, remaches y cadenas ahora nos pesan sobre los hombros... estaremos pagando alguna condena cool con todo esto?...
Y a ti te gustan las hombreras? estás dispuesta a darles una nueva oportunidad histórica??

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...