jueves, 28 de febrero de 2013

Tantas piedras y siempre tropiezo con la misma...

Por @danischiaffino


Llego nuevamente el fin de semana, estaba tranquila pero un poquito ansiosa de que llamara. Me escribe el sábado a las 22 hrs… miré pero iba manejando por lo que no conteste. Recogí a unos amigos para partir a Ultra y dejarlo todo en la fiesta!

En el camino pensé en responder, pero ¿para qué? Si no había posibilidad alguna de dejar la fiesta por él. Por lo que opté por guardar el teléfono y disfrutar mi noche.

Lo pasé increíble, la compañía fue perfecta, me encontré con antiguos amores, conocí nuevos y baile intensamente. Me di cuenta de que me miraban mientras conversaba con gente, se me acercaban desconocidos y lo bien que me va últimamente (ooh sí).

Al otro día me desperté tarde, me fui a la piscina y decidí contestarle…

Hola que tal! A lo que me responde, bien! En que andas?

Piscina y me dice juntémonos más rato, te quiero ver.

Lo pensé rápidamente y le dije ok, más tarde porque tengo cosas que hacer. En verdad tenía cosas que hacer, así que me tomé con calma el día, cada cierto tiempo me mandaba mensajes para saber si ya iba en camino, pero estaba haciendo cosas por lo que no podía partir corriendo.

Al fin a las 9 de la noche partí a su depa. Llegue me abre la puerta, me mira y me abraza fuerte, me da un beso y nos fuimos a conversar.

Tenía una nueva oferta de trabajo, por lo que conversamos los pro y los contra de los cambios, ver que es lo que quería él, sus proyecciones laborales, los techos en cada empresa y todo lo que conlleva un cambio de trabajo.

Luego regaloneamos, nos reímos, vimos tele, conversamos mucho. En eso me empieza a sonar unos mensajes en mi cel, miro y mmm sip era una persona con la que tenemos una “relación” curiosa desde hace años, me quería ver pero no podía! Estaba ocupada, por lo que me excuse.

Ya cansados, los 2 acostados me abraza y nos quedamos dormidos. Desperté a las 2 a.m., lo desperté para irme. Con cara de tuto me va a dejar a la puerta y me agarra la cara, me mira y me dice: Maneja con cuidado… nos besamos, me abraza fuerte y me fui.

Salí con una sensación diferente a las anteriores…no salí con culpa, tampoco con pena, ni angustia. Tampoco con la moral caída o sentimiento de recaída… salí tranquila, sin mariposas en la guata… sin esperanzas ni expectativas de nada.

Dormí feliz, al otro día hablamos por whatsapp durante el día, buena onda, ayer también sus mensajes, pero ya no ando como antes, esperando y rogando que me escriba o llame.

Ya no estoy cegada con él, lo miro y ya no lo encuentro increíblemente atractivo como antes. Él me mira todo el rato, me dijo que estaba mucho más atractiva, me abrazaba, me hacia cariño en el pelo, me besaba todo el rato… las cosas cambian, yo cambié, me di cuenta que sí puedo tener un tipo mejor, uno que me valore y que no me tenga para el hueveo. Por mientras buena onda, lo quiero pasar bien, pero las decisiones la tomo yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...